RAVIOLES 3 QUESOS

Es bueno quedarse en casa a comer: 1) es más barato 2) no hay que dejar propina y 3) puedes ñoñear con tu cristalería favorita.
Cuando es domingo y comes en casa, quieres simplemente hacer algo sencillo y que cumpla. Y por esto, nada mejor que una buena pasta. En esta oportunidad, el maridaje consiste en ravioles ricotta-espinaca, queso parmesano y salsa de queso azul. Una comida simple pero bastante contundente, por lo que la cerveza a escoger debe acompañar el peso del plato. La elección fue Coronado Stingray, una doble IPA de corte americano, ya que gracias a su delicado amargor, alcohol y suave carbonatación podrá ponerse a la par con los quesos (en especial con el queso azul, que por sí solo es todo un desafío y siempre querrá destacar por sobre el resto). El juego acá es principalmente entre la cerveza y los quesos: el amargor y los sabores de los lúpulos americanos armonizan muy bien con el queso azul, mientras que el delicado alcohol corta la grasa y la carbonatación limpia el paladar,  todo listo para el siguiente bocado. La cerveza está en excelente estado y se aprecia fresca. Las notas a frutas tropicales resaltan tanto en boca como en aroma, y a pesar de su grado alcohólico, es sorprendentemente fácil de tomar.
Para añadir algo más de complejidad al conjunto, añadí el infaltable merkén y el siempre bienvenido orégano. Si no eres fan del picante, se sugiere evitar condimentos, ya que algunas cervezas tienden a aumentar esa sensación de picor, en especial las más lupuladas.

Con esto en mente, la invitación es probar esta propuesta ya que es de rápida preparación (unos 15 minutos aprox) y los ingredientes son fáciles de conseguir en cualquier supermercado.
Coronado Stingray
Imperial IPA
Origen: EE.UU
IBU: 48
ABV: 7.9%
Formato: botella de 12 oz
Adquirida en Beervana (Av. Los Leones 106, Providencia)

Natalia Urzúa
Beer Sommelier
Juez BJCP

Volver a Pintas

Todos los derechos reservados a ©Brotherwood 2014 | Diseño y desarrollo: Errese Concepto | Optimización por Experto WordPress Chile